miércoles, 10 de septiembre de 2014

Cine WIP - Lucy

    Tranquilos, podéis leer. NO son spoilers.

     Hicimos caso omiso de cualquier crítica que pudimos leer (tanto buena como mala) y nos fuimos al cine decididos a pasar el rato sin esperar gran cosa.  

     La verdad es que ninguno de nosotros tiene claro si nos gustó o no; lo que sí sabemos es que pasamos un buen rato gracias a la película. Lo pasamos bien porque siempre que vamos al cine, pagamos una entrada y acabamos viendo dos o tres. Señores cineros, si ponen trailers de 10 minutos, la gente no va a ver la película porque LA ACABA DE VER. Melones... Bueno, pero mientras que se dan cuenta y lo rectifican, amigos, disfrutemos del 3x1 del cine =)
 
     En esta ocasión fuimos a ver "Lucy", pero primero vimos "El Niño" ahí con ese Jesús Castro tan OMG en pantalla grande --> lo que le convierte en OMG.
Después vimos "50 sombras de Grey" con la sala repleta de niños (no es nada malo, eh? empieza el cole y es bueno que los niños estudien en verano y aprendan de todo) y estábamos tan entretenidos despotricando al prota (más que Grey, parece el frutero de mi barrio) cuando echaron el trailer de "Torrente 5" lo cual hizo que por un momento nos preguntáramos si Torrente era el famoso Grey.

Jajajajaja PUAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGGGGGGGG jajajajaja. 
Habéis echado la pota, seguro. De nada por la lavativa =)

     Y cuando se nos olvidó que realmente habíamos ido al cine a ver "Lucy", la peli empezó. Tranquilos, como he dicho al principio, voy a ser buena y no voy a hacer spoilers. Sólo os voy a comentar unas cosas a modo de crítica para que estéis atentos y no perdáis detalle.

     Para empezar, quiero resaltar el cameo de nuestro Raphael Grande de España (nana nana naaaaaaaaa.... na na naaaaaaa) No he podido encontrar ninguna foto del actor pero vamos, hace de malo. También sale Venom al final de la peli. Y entre ellos, Fríman y La Yonjanson, este film está protagonizado por un elenco Hollywoodiense de actores.

     He de confirmar lo que leí antes de ver la peli: la credibilidad de poder entrar a un hospital hasta el quirófano, armada hasta los dientes y hacerlo todo tan pichi. Sucede a diario.

     Os va a molar el rollo de ir a ver una peli dentro de otra peli dentro de otra peli... a modo de muñecas katiuskas. Vamos que si vais a ver "Lucy" vais a ver también "Matrix" o "Tomb Raider" entre otras.

     Bueno, no os voy a decir si os recomiendo verla o no porque para eso ya están las críticas normales y ésta, como habéis podido comprobrar, no lo es.

     Para despedirme, os dejo una profunda reflexión. De esas que merece la pena pensarlas con calma. De las que deberían hacer un máster sobre ellas. De esas que ni SocKanTón (Sócrates+Kant+Platón... me aburría mucho en clases de filosofía en el highschool) podrían filosofar. Y ahí va...

 Como reza el cartel de la película:

Una persona normal 
utiliza un 10% de su capacidad cerebral

la duda es:

Entonces, ¿cuánto utiliza una choni?

... pobres ...

domingo, 25 de mayo de 2014

Jóvenes ilusos

Recuerdo la primera vez que pude votar. Te hace ilusión. "Por fin puedo ayudar a decidir en algo" Pobre iluso, porque con el paso de los años, me he visto terminando una carrera sin encontrar trabajo de "lo mío" (y gracias por haber acabado encontrando un trabajo cualquiera) y viendo cómo gente sin oficio pero con mucho beneficio se enriquece a costa de los demás. Y lo peor de todo es que no les pasa nada.

¿Que roban? No pasa nada. Durante meses y meses estaremos de juicios y aunque la gente te tilde de ladrón, acabarás indemne, con todo el dinero robado y haciendo tu vida, que, con mucha diferencia, será mejor que la vida del resto de la población. Y si acaban en la cárcel durante un tiempo (corto) estarán de lujo, poco menos que un hotel.

No sé cómo hemos llegado hasta aquí. Bueno, sí lo sé. La gente que ha chupado todo lo chupable nos ha dejado secos. ¿Habéis visto la cantidad de gente que pide en el metro? No sé en otros lados, pero en Madrid en un mismo Metro he llegado a ver a 3 personas diferentes pidiendo. Voy a ser muy sincero, si yo estuviera en la calle sin techo, haría méritos para ir a la cárcel, porque ahora mismo, entrar allí parece la única forma de tener comida y casa segura para muchas personas. Aunque bueno, los méritos para ir a la cárcel ahora tampoco son muchos: haz una foto a un policía, pon en Twitter algo insultando a un político, y no seas político. Seguro que te caen meses de cárcel, mientras que el político corrupto y ladrón no la pisará.

En fin, que me desvío, la primera vez que votas estás ilusionado. Luego echas la papeleta pensando "no servirá de nada, porque nada va a cambiar y aunque cambie, el que llegue será igual"... así que yo, personalmente, cuando elijo a qué partido votar no pienso en "voy a votar al mejor", si no "voy a votar al menos malo". 

Qué difícil es elegir. Si se pudiera votar en negativo, qué difícil sería elegir también, pero por todo lo contrario. Tendría que seleccionar un montón de papeletas (al menos dos, seguro) y elegir el voto por sorteo, porque si pudiera las metería todas juntas.

En fin, día de votar. A ver qué nos cae, que aunque "Europa" parece que poco nos toca... al final sí que nos toca. 

Feliz día de la democracia.

domingo, 18 de mayo de 2014

En Parla, invierno y verano se dan de la mano

Cosas que pasan en Parla, que el puesto de helados esté colocado al lado del de las castañas, que no han quitado aún. 
Foto tomada el 17/5/2014.

martes, 18 de febrero de 2014

Lo absurdo del "Ida y Vuelta"

Sigue existiendo el billete "Ida y Vuelta" en Renfe Cercanías. ¿Y por qué me extraña? Porque me extraña que se compre. "¿Y por qué?" os preguntaréis otra vez. Porque no tiene ninguna ventaja.

Es decir, si valiera menos, lo entendería, pero el Ida y Vuelta vale lo mismo que dos billetes sencillos, y además añades el handicap de que se te puede perder... y de que a lo mejor vuelves al punto de origen de otra forma que no tenías pensada en principio.


lunes, 17 de febrero de 2014

Éste es el estilo de P...

Retomamos otro clasicazo de YouTube... porque aquí tienen que estar los mejores. ¡¡A bailar todos con Peter la Anguila!!

jueves, 30 de enero de 2014

JAJAJA, ¿No os hace gracia?

Esas conversaciones telefónicas en el transporte público que no tienen nada que ver entre sí, pero tú y tu aburrimiento mezcláis.

Veamos, el sujeto A habla por móvil con X y el sujeto B habla con Y; entonces, pasa esto:

A  ----------> ¿Me vas a venir a buscar a la estación? ----------> X


B ----------> Jajajaja, ¡los cojones! ----------> Y


Pues a mí, las conversaciones cruzadas me hacen mucha gracia.

miércoles, 22 de enero de 2014

Siempre hay luz en la ciudad

Recuerdo cuando era pequeño algunas noches de tormentas. Mira que vivo en una ciudad relativamente grande y cercana a Madrid como para que pasaran estas cosas, pero cuando había tormentas fuertes, el que se fuera la luz estaba garantizado casi al 100%.

Tormentón... aparatos desconectados en la medida de lo posible. Y apagón obligado en la ciudad. A por las velas en casa.

Velas... con lo que me gustaban las velas. Lo primero era encontrarlas, porque sí, sabías en el cajón que estaban, pero era el cajón donde había Ncientas cosas más que sólo se usaban una vez al año. Allí ibas a por ellas... no sólo tú, si no toda tu familia. A ver quién llegaba antes a través de la penumbra al cajón a rebuscarla. Una vez localizada y prendida (el mechero había que buscarlo en la cocina, en mi casa nadie fumaba) había que adherirla al cenicero con un poco de cera... y hale, a mirar la vela. Porque poco más podías hacer... a no ser que tuvieras que hacer deberes, como en alguna ocasión me pasó (no recomiendo leer/escribir a la luz de las velas, es muy incómodo). Aunque yo por lo menos lo hacía, porque recuerdo estar en clase y que algún compañero utilizara la excusa de que se había ido la luz para no llevar los deberes hechos o no haber estudiado.

Me encantaba mirar por la ventana y ver todo apagado, mirar en casa y ver la tenue luz de la vela, incluso cuando mirabas fuera a través de alguna ventana de algún vecino también podías ver sus velas encendidas, o algún coche ocasional, que rompía el negro de la calle.

Me gustaba. Era una desconexión total con todo. Sin tele, sin ruidos de aparatos... sólo el agua contra los cristales, el viento y los truenos (y los coches anteriormente nombrados).

Pero ya nunca se va la luz por tormenta. En el fondo, aunque entonces era un fastidio, me gustaba mucho. Tendré que de vez en cuando apagar toda la casa, cerrar todas las persianas a tope y poner música de tormenta para intentar recordar aquella sensación de cuando era pequeño y había que sacar las velas.

martes, 14 de enero de 2014

Pobre de mí




¿Alguien conoce el gran misterio del papá noel que permanece colgado en el balcón hasta días y días después de las fiestas de navidad? ¿A nadie le da pena? ¿Nadie se acuerda de ellos? Y una duda que me corroe... ¿Por qué la gente cuelga el papá noel del balcón si se supone que entra por la chimenea? Claro, como en los pisos no hay, pues tiene que entrar por la terraza. Estamos perdiendo las tradiciones. Si no tienes casa con chimenea, te joeso. Sin chimenea, no hay papá noel; te esperas a los reyes.
 
La gente los cuelga, y pasada la fecha se olvida de lo que ha puesto. Yo me acuerdo de lo que hago, pero hay gente que se ve afectada por las fiestas. Si es que pasan estragos, ya sabéis, glugluglu... glugluglu...

Bueno, que pobre papá noel. Mojándose, pasando frío, superando rachas de viento, altas temrperaturas. Y no sólo las tempereaturas invernales; que como la gente los deja ahí hasta agosto, los pobres echan la gota gorda en verano. Con esos cambios climáticos tienen que llegar a navidades descoloridos y rotos y eso, para ser el representante de la navidad, está muy feo.

Y luego están los que prefieren colgar los 3 reyes magos. Tchá! igual de cutre, no os penséis que por colgar tres muñecajos es lo más guay del barrio.                   

Y no hablemos ya de los cuatro. Los cuatro jinetes del apocalipsis: Melchor, Gaspar, Baltasar y Santa.

Los hay hasta que llegan al chino y compran todo lo que cuelgue para ponerlo en su fachada. Y si no, mirad. ¿Qué quería hacer? ¿Un patio andaluz? Pobre, más quisiera.

¿No os da mal rollete? Parece que están entrando en casa a hacer fechorías. Todos en grupo. A lo Ocean's Eleven. 


Pobres seres navideños. Son como las cigüeñas: antes sólo estaban por temporadas; ahora están perepetuos todo el año.

sábado, 11 de enero de 2014

¿Por qué...


¿Por qué mierdas la gente se lanza en los pasos de cebra a cruzar sin mirar?

Vale que tienen preferencia, pero que un coche tenga que pararse para cederte el paso no significa que lo vaya a hacer...